#MESAZUL: Mes de concientización y prevención del cáncer de próstata

Noviembre es el mes del hombre y se concientiza sobre los problemas de salud más frecuentes.
En marco de lo que es el Mes Azul, se concientiza sobre las distintas acciones para el cuidado de la salud del hombre.
El Día Internacional del Hombre (DIH) se celebra cada 19 de noviembre. Fue establecido en este mes y se alienta a que los varones se dejen crecer el bigote, con el fin de difundir el mensaje y así ayudar a concienciar sobre salud. Uno de los cánceres más comunes en los hombres es justamente el de Próstata.
La próstata es una glándula ubicada alrededor de la parte inicial de la uretra masculina (conducto común del aparato urinario y genital en el hombre), con forma de castaña, localizada enfrente del recto, debajo y a la salida de la vejiga urinaria. Contiene células que producen parte del líquido seminal que protege y nutre a los espermatozoides contenidos en el semen.
Las hormonas masculinas estimulan la glándula prostática desde el desarrollo del feto. La próstata continúa su crecimiento hasta que se alcanza la edad adulta y mantiene su tamaño mientras se producen las hormonas masculinas. Por diversos factores, puede sufrir procesos inflamatorios tanto agudos como crónicos, y a partir de cierta edad, presentar transformaciones en sus tejidos.
El control de rutina a partir de los 40 años tiene por objeto detectar en los estadios más precoces, las alteraciones morfológicas que puedan presentarse generando síntomas, permitiendo además, realizar oportunamente el tratamiento adecuado.
El peso y volumen normales de la próstata, van en aumento desde los 15 años hasta los 30 años de edad, estabilizándose su volumen a los 40 años (entre los 20 y los 30 cc). Se estima, que a partir de los 50 años de edad o inclusive antes, el 75% de los hombres ya presentan alguna transformación benigna o maligna en el tejido de este órgano, aumentando a 95% en individuos mayores de 80 años.

Problemas de próstata más comunes
• Prostatitis: una infección, generalmente causada por bacterias.
• Hiperplasia prostática benigna, agrandamiento benigno del adenoma de próstata o HPB: aumento del tamaño de la próstata, que puede causar (entre otros síntomas) goteo después de orinar o la necesidad de orinar con más frecuencia, (especialmente por la noche).
• Cáncer de próstata: un cáncer común que responde mejor al tratamiento cuando se detecta anticipadamente.