Varios detenidos, licencias y vehículos retenidos en operativo de Alto Impacto

En la jornada del viernes se lanzó un nuevo Operativo de Alto Impacto en Oberá y localidades de la zona centro, dando así continuidad al trabajo preventivo y de seguridad que se realizan a diario en todo el ámbito provincial.

Efectivos policiales de las distintas comisarías y divisiones especiales se desplegaron en distintos puntos efectuando recorridas de prevención y controles vehiculares, como así también puestos fijos en zonas específicas. Obedeciendo al intenso trabajo, fueron detenidas varias personas por distintas causas, se labraron 23 actas de infracción a la Ley Nacional de Tránsito, retuvieron 12 licencias de conducir, 8 motos y 3 vehículos.

Por un lado, efectivos del Comando Radioeléctrico Sur, detuvieron en la avenida Guayaba a dos jóvenes, quienes al intentar evadir el control vehicular montado en el lugar, embistieron a un oficial de Policía.
Se trata de Cristian P. de 22 años quien conducía una motocicleta 110 centímetros cúbicos y llevaba como acompañante a Ismael G. de 20. Los uniformados solicitaron que detuvieran la marcha, a lo que hicieron caso omiso e intentaron evadir a los mismos, impactando así contra el efectivo, quien resultó con lesiones leves.

Por su parte el Comando radioeléctrico Centro, detuvo en la calle Orcada a Ramón S. de 46 años, acusado de ocasionar desorden en su domicilio, proferir insultos e intentar agredir a su pareja.
Los uniformados fueron requeridos por la víctima y de manera inmediata se constituyeron al sitio, donde procedieron a su aprehensión.

Otro joven fue detenido en la calle Pergamino, donde efectivos del Comando Radioeléctrico Norte realizaban un operativo de control vehicular y arribó una motocicleta, cuyo conductor, William G. de 27, realizó maniobras peligrosas evadiendo el mismo, arrojando a la vez un bidón con combustible hacia los efectivos apostados en el lugar.
Minutos más tarde, el sujeto volvió al sitio y además de proferir insultos, amenazó de muerte a los efectivos policiales, por lo que fue inmediatamente detenido.

Todos los apresados fueron examinados por el médico policial en turno y puestos a disposición de los Juzgados correspondientes.