Aprobaron la creación del Consejo Municipal de Seguridad Alimentaria y Nutricional en Oberá

Durante la sesión de este martes, los ediles aprobaron la solicitud del Ejecutivo Municipal para la creación del Consejo de Seguridad Alimentaria y Nutricional. Los ediles consideraron que la situación de vulnerabilidad alimentaria de un amplio segmento de la población, ha adquirido una dimensión altamente significativa, tornándose en una cuestión de incidencia en materia de derechos humanos, ya que el estado debe otorgar las garantías suficientes para asegurar el acceso a una alimentación adecuada y nutritiva de los ciudadanos afectados. La ley provincial dentro de sus objetivos enfatiza la conformación de un sistema amplio, donde confluyan las diferentes instituciones, organismos y actores sociales. Por ello estimaron necesario garantizarlo efectivamente, a través de la legislación local, adecuando a la misma con los lineamientos provinciales, a fin de que se logren concretar los fines de la referida ley de Emergencia Alimentaria Provincial.

Este Consejo será un órgano interinstitucional de Consulta y Orientación, sin carácter vinculante, en materia de necesidades alimentarias y nutricionales de la población más vulnerable, en función a la ejecución de la Ley Provincial de Emergencia Alimentaria.

Estará conformado por: a) El Secretario de Desarrollo Humano y Acción Social del ejecutivo municipal, o quién éste designe; b) un representante del Departamento de Acción Social de la municipalidad; c) Un representante del Departamento de Niñez, Minoridad y Familia de la Municipalidad; d) Un representante del Hospital local o de Segunda Zona de salud; e) Un representante de Cáritas; f) Un representante del Consejo de Pastores; g) Un representante de la Secretaría de Estado de Agricultura Familiar u otro organismo estatal provincial o nacional que lo amerite; h) Un representante de otros movimientos sociales que soliciten formar parte del Consejo municipal; i) Un representante de la Defensoría del Pueblo de la ciudad de Oberá.

Las tareas principales asignadas al Consejo de Seguridad Alimentaria y Nutricional, son las de relevar el estado nutricional de la población, complementar y fortalecer los programas alimentarios preexistentes, además de la formación y capacitación en alimentación y nutrición de la población beneficiaria.