Profanaron 18 tumbas del cementerio sueco

Delincuentes desconocidos profanaron 18 tumbas del Cementerio sueco de Oberá, un repudiable accionar que generó bronca, indignación y tristeza en los deudos de las personas sepultadas en el predio. 

El hecho vandálico se produjo hace alrededor de una semana y varios familiares de los fallecidos realizaron las correspondientes denuncias ante la Seccional Tercera, aunque hasta el momento no lograron identificar a los autores.

En varias de las tumbas afectadas los malvivientes sustrajeron placas de bronce y trozos de mármol, al tiempo que generaron enormes daños materiales.

Tampoco se descarta que este episodio guarde relación con los sucesos que se registraron entre la noche del 6 y la madrugada del 7 de diciembre, cuando desconocidos irrumpieron en el cementerio municipal La Piedad, de Oberá, y robaron las tapas de mármol de tres tumbas.

“Cuesta creer el daño que hicieron. Ya no respetan ni a los muertos”, reflexionó un familiar de una mujer cuyos restos descansan en el cementerio sueco, ubicado en el acceso a la ciudad. 

El predio tiene una rica historia, puesto que alberga los restos de varios ilustres pioneros nórdicos, por lo que se trata de una afrenta al patrimonio local.

“No hay palabras para lo que hicieron. Mucha impotencia más que nada. Esperemos que la Policía encuentre a los responsables, aunque el daño está hecho”, lamentaron. Tras los destrozos, varios deudos comenzaron a reparar las sepulturas, con el costo que ello implica. 

En los últimos años se registraron varios hechos de vandalismos de similares características en la zona Centro. El más reciente tuvo como epicentro el cementerio La Piedad, donde robaron las tapas de mármol de tres tumbas. Según fuentes del caso, cada una de las tapas mide alrededor de un 1,50 metros de largo por 1 de ancho, por lo que se trata de piezas de considerable peso y tuvieron que haber sido movidas por más de dos personas. 

Además, mencionaron que el costo de cada una rondaría los 25.000 pesos, lo que marca que se trata de un importante perjuicio para las familias damnificadas. 

El Territorio.