Aparecieron las venenosas orugas pollo en Oberá: ¿cómo detectarlas, prevenirlas y actuar ante una picadura?

La particularidad de los dos primeros casos del año, que se dieron a conocer, es que sucedieron en la Capital del Monte en zonas rurales y huertas familiares. Te contamos cómo identificarlas y qué hacer ante el roce con las mismas.

Uno de los casos que alarmó a la ciudad se dio en una reconocida granja. Su dueña no tardó en avisar a través de las redes sociales para prevenir el contacto con dicha especie ya que producen un fuerte ardor, dolor e incluso la aparición de ampollas en la zona de contacto.

Estas orugas, también conocidas como gusano «pollo» o gusano «peluche»,  fueron vistas años anteriores en distintas localidades misioneras, con mayor frecuencia durante la temporada de verano. Se trata de la oruga nocturna, surge de una mariposa que pone huevos de los cuales nace la oruga y durante esa etapa tiene espinas en forma de pelos urticantes, a modo de defensa para no ser llevados por los pájaros que se alimentan de este tipo de insectos.

Síntomas

Esta oruga resulta muy tóxica al entrar en contacto con la piel humana produciendo reacciones alérgicas y malestar en el organismo como: dolores quemantes y muy fuertes que pueden perdurar durante varios días en la zona de la piel que tuvo contacto con la oruga, además de enrojecimiento, hinchazón, sangrado, dolor de cabeza, náuseas e incluso taquicardias.

Identificación

Es muy fácil identificarlas, ya que presentan un pelaje largo y sedoso y sus colores varían entre dorado, blanco y negro con menor frecuencia. Suelen habitar en todo tipo de plantas y arbustos.

¿Cómo combatirlas?

Cualquier insecticida mataría a la oruga, ya que es muy sensible y muy frágil.

Consejos

Lo que se aconseja en caso de roce es pasar una cinta adhesiva en el lugar para poder sacar las púas, después colocar una bolsa con hielo y acudir inmediatamente al médico. En la mayoría de los casos aconsejan tomar antihistamínicos orales.

Misiones Online.