Hipoacúsicos se reunieron con representantes de entidades en la Defensoría

En el marco del programa “Hablemos de…”, de la Defensoría del Pueblo, se llevó a cabo una audiencia por las necesidades que tienen las personas hipoacúsicas para ser atendidos en diferentes lugares públicos y privados de Oberá.

Estuvieron presentes los hipoacúsicos autoconvocados, Marcos Czajkowski, José Dario Cibau, Carla Betiana Salomón, acompañados por la profesora Paola Amarilla. Además la Concejal María Elena Kudelko, también Florencia Donnerstag en representación de la Dirección de Desarrollo Humano y la Licenciada Silvina Martinez, jefa del departamento de pensiones y discapacidad de la Municipalidad, mientras que Nicolás Dini llegó en representación de Supermercados Dinco.

El motivo de la reunión era encontrar respuestas y herramientas a los problemas que enfrentan el colectivo al momento de enfrentar las actividades diarias, por ejemplo en el Hospital, al no escuchar, pierden los turnos porque los llaman a viva voz.

Ante esta situación necesitan adaptar la comunicación básica para no tener que ir acompañados de terceros y ponen como ejemplo la importancia de comunicarse como cualquier ciudadano, insisten en que cada lugar público haya un personal capacitado en lo más básico del lenguaje.

Cabe destacar que no todos los sordos son iguales y que el 80 % de ellos no están alfabetizados.

Otro problema que tienen es en los supermercados, en la dificultad de abonar los precios en las cajas, necesitan poder ver y están identificados con el lazo color turquesa y con la sigla (LSA), Lenguaje de Señas Argentinas.

La recomendación para una mejor comunicación, es que exista una aplicación para facilitar la comunicación o alguna alternativa para que les permita acceder a los diferentes servicios.

Mientras que en el avance de las gestiones por parte de la Defensora del Pueblo, desde la Dirección del Hospital aseguraron que van a capacitar al personal en lengua de señas.

Desde la Municipalidad armaron un proyecto de ordenanza que fue elevado al Concejo Deliberante para que la capacitación al menos sea obligatoria en el sector de los empleados municipales.

En tanto que el representante de los supermercados Dini, manifestó que es difícil la capacitación porque los turnos son rotativos de las cajeras, pero que inmediatamente tendrán anotadores en las cajas para una mejor comunicación.