En teleconferencia nacional, el SPP expuso medidas para prevenir el Covid-19

Con la participación de los máximos responsables de los sistemas carcelarios de cada jurisdicción del país, se concretó este miércoles desde la sede del Comité Nacional para la Prevención de la Tortura, una videoconferencia para abordar la problemática que se da en el contexto de encierro respecto a la contención de los internos y a las medidas preventivas que deben tomarse, en el marco de la Emergencia Sanitaria dispuesta por el Gobierno Nacional.

La vía de comunicación tecnológica fue la herramienta fundamental para que los jefes de los Servicios Penitenciarios de Argentina puedan interactuar desde su lugar de trabajo, y así evaluar los procedimientos a seguir para evitar la propagación del virus dentro de las unidades carcelarias.

Desde el Servicio Penitenciario de Misiones destacaron que la reunión fue de carácter cooperativo, colaborativo y de unificación de criterios, dada la participación de los agentes del Estado vinculados a las cárceles y a las organizaciones de la sociedad civil.

El director General del Servicio Penitenciario de Misiones, Manuel Dutto, tuvo numerosas intervenciones durante el encuentro, en el que expuso que las medidas se llevaron adelante en las ocho unidades penales y anexos de la provincia, incluso antes de la declaración de emergencia nacional.

Entre las más relevantes, destacó que se suspendieron momentáneamente las salidas transitorias y las visitas de familiares para evitar situaciones de riesgo dentro de las unidades.

Por tal motivo, explicó que se implementaron las videollamadas para que los internos puedan tener un diálogo más fluido con sus allegados.

Así también, que se prepararon lugares de aislamientos antes posibles casos y que se armaron rutinas para la desinfección permanente en las celdas.

En este resumen de acciones emprendidas, para lograr entre todos estrategias cooperativas, Dutto dejó en claro ante el país que la provincia estuvo a la altura de las circunstancias, ya que desde un primer momento se fueron tomando medidas acordes a la gravedad de la situación, con la firme convicción de salvaguardar la salud de los internos, sus familiares y el personal penitenciario.