Recomendaciones de limpieza y desinfección

Ante la emergencia sanitaria y las iniciativas referidas a fomentar la limpieza y desinfección, debemos conocer e incorporar las siguientes recomendaciones.
Es importante respetar las etapas del procedimiento y no mezclar lavandina con otros productos de limpieza ya que esto puede anular su poder desinfectante y generar vapores tóxicos que afectan la salud de la persona que está realizando esa tarea. 
Como primera medida tenemos que saber que limpiar y desinfectar son 2 cosas diferentes, la limpieza permite eliminar la suciedad y la desinfección los microorganismos.
Para realizar el procedimiento de forma correcta y que resulte efectivo, se debe inicialmente limpiar la superficie con un trapo embebido en una solución de agua con detergente, enjuagar y luego desinfectar con lavandina u otro desinfectante.
Respecto al uso de lavandina, hay que prepararla siguiendo las instrucciones que figuran en el envase, realizar la dilución en agua a temperatura ambiente debido que si se prepara con agua caliente genera emisiones nocivas, y descartar la solución preparada pasadas las 2 horas, dado que este producto pierde su efectividad con el paso del tiempo. 
Además, es necesario chequear la fecha de vencimiento de los productos de limpieza, mantener los ambientes ventilados mientras se limpia y lavarse las manos luego de terminar.